Imprimir

Mary Walshok

el .

La Dra. Mary Walshok es autora, educadora, investigadora y vicerrectora asociada de programas públicos y decana de extensión de la Universidad de California en San Diego. Ella es líder y experta en temas para alinear el desarrollo de la fuerza laboral con el crecimiento económico regional. 

Es autora de más de 100 artículos e informes sobre innovación regional, el papel de las instituciones de investigación en las economías regionales y el desarrollo de la fuerza de trabajo. Ha sido autora y coautora de numerosos capítulos de libros y artículos sobre el mundo del trabajo, entre ellos: Blue Collar Women (1981), Knowledge Without Boundaries: What America's Research Universities Can Do for the Economy, the Workplace, and the Community (1995), Closing America's Job Gap (2011) and Invention and Reinvention: The Evolution of San Diego's Entrepreneurial Economy (2013). 
 
Como una científica social industrial que estudia la dinámica del desarrollo y la transformación económica regional, Walshok ha estudiado varias comunidades en todo Estados Unidos. Ha evaluado 13 regiones WIRED financiadas por el Departamento de Trabajo de los EE. UU. Estudió tres regiones innovadoras para un proyecto financiado por la National Science Foundation y evaluó los esfuerzos de una región para hacer crecer una industria para una empresa financiada por la Fundación Lilly.
Imprimir

Organigrama

el .

Aquí se presenta la estructura organizacional de FUMEC.

organig ESP 

 

 

Imprimir

Rancho San Andrés: primer rastro TIF de carne de avestruz en Latinoamérica

el .

DelitruzLa empresa Rancho San Andrés trabajó durante cuatro años para crear un rastro especializado en el manejo de carne de avestruz con miras a obtener la certificación Tipo Inspección Federal (TIF), objetivo que acaba de lograr y la convierte en la primera empresa de Latinoamérica en contar con un establecimiento de este tipo.

Ubicada en el Estado de México, Rancho San Andrés produce mil avestruces para abasto al año, lo que genera 35 toneladas de carne, de las cuales comercializa 80% a través de cadenas de autoservicio, y 20% mediante distribuidores, todo ello bajo la marca Delitruz.

Para los hermanos Sergio y Ricardo Guzmán, fundadores de la empresa, era claro que necesitaban crear de cero un rastro con miras a obtener la certificación TIF, porque “sin la certificación solamente podíamos atender el mercado local, y ahora ya podemos llevar nuestro producto a centros de distribución a nivel nacional”, comenta Sergio Guzmán, Director Ejecutivo de la empresa.

La certificación TIF implica que un rastro recibe inspección sanitaria permanente para garantizar la inocuidad de los alimentos. De acuerdo con la SAGARPA, estos establecimientos “tienen el propósito de obtener productos de óptima calidad higiénico-sanitaria con reconocimiento internacional, ya que cuentan con sistemas de inspección y controles de alto nivel que promueven la reducción de riesgos de contaminación”.

Por lo anterior, la certificación TIF le abre a Rancho San Andrés la oportunidad de llevar sus productos a todo el país y fuera de él. “Antes, podíamos atender solamente el 20% de la demanda nacional, ya que actualmente nuestro volumen de operación es de una tonelada y puede llegar hasta cuatro, pero la demanda a nivel nacional es de 10 toneladas mensuales”, señala el empresario.

Si bien esta certificación puede verse como el logro de una empresa, los hermanos Guzmán consideran que es un avance para la industria. “Esta certificación va a detonar la producción pecuaria a nivel nacional porque había mucha gente que quería invertir en este sistema productivo, pero no podían hacerlo porque no había compradores, y no los había, porque no existía el proceso certificado”, explica Guzmán.

Por si fuera poco, también el mercado internacional se presenta como una gran oportunidad, debido a que la carne de avestruz se vende cada vez más debido a su bajo contenido de calorías, colesterol y grasas, y su alto contenido de hierro y proteínas, según el Consejo Mexicano para la Promoción de la Carne de Avestruz.

“A nivel internacional se nos abre todo un espectro de posibilidades de comercialización porque con la certificación TIF se logran cubrir los requerimientos casi de cualquier país, y eso abre un mercado enorme en todo el mundo que está demandando varios miles de toneladas de carne de avestruz”, indica el empresario.

Rancho San Andrés comenzó a trabajar con los programas de apoyo empresarial de FUMEC en 2011 y, desde entonces, ha recibido consultoría por parte de la Fundación para mejorar sus procesos productivos, para capacitar a su personal en temas de inocuidad y para obtener su certificación TIF.

Imprimir

Keith Patridge

el .

patridgeCon 25 años de trabajo en McAllen Economic Development Corporation y McAllen Foreign Trade Zone, Keith Patridge tiene una gran experiencia apoyando a las empresas que inician sus operaciones, ya sea en McAllen, Texas, o Reynosa, en México. Ha trabajado con Global Companies planeando su estrategia de movimiento y expansión para servir a su industria desde un mercado de costos competitivo.

Patridge y su equipo mantienen una fuerte relación internacional con México y trabajan en estrecha colaboración con las autoridades mexicanas en Reynosa, Tamaulipas, para atraer nuevas inversiones, desarrollar infraestructura, mejorar la capacitación y la educación laboral, y promover la construcción de viviendas para los trabajadores.

La experiencia de Patridge en el desarrollo de negocios, ventas, operaciones y gestión general de una serie de empresas nacionales e internacionales le ha permitido entender los elementos importantes que se requieren para iniciar nuevas operaciones con éxito en McAllen y Reynosa.

Patridge cuenta con dos licenciaturas del Missouri Western State College y un Doctorado en Jurisprudencia de la Universidad de Missouri-Kansas City.

Imprimir

Lars R. Christianson

el .

LarsC
Estudió Ingenería Química en la Universidad Iberoamericana (1966) e hizo la Maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Stanford de los Estados Unidos.
 
En 1970 a 1972 trabajó para Citibank México como Subdirector de Planeación. En 1972 se integró a Interamericana de Arrendamientos donde fue Director de Crédito.
 
En 1973 se incorporó a la empresa Christianson como Director Técnico, de la que fue Director General desde 1987 hasta la venta de la empresa en el año 2000 a la empresa suiza Clariant. Christianson era uno de los líderes en la fabricación de surfactantes en México.

Lars Christianson fue presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química de México de 1982 a 1984. Obtuvo el Premio Nacional de Química en 1985.

Ha sido consejero en diversas organizaciones como el Banco Nacional de México, Mexico Horizon Investment Company, Union Carbide, Grupo Petroquímico Beta, Fausto García Asociados, y el Patronato de la Facultad de Química de la UNAM.